Make your own free website on Tripod.com

Desde que eras una niña tu ya eras mujer. Eres más que un cuerpo hermoso. Dueña de ilusiones, de magia y sueños dulce encanto de dicha, fuente inagotable de momentos llenos de luz y vida.